Camelleros en Mhamid. Marruecos

Mirada camellero. Marruecos

Para muchos camelleros, acostumbrados a las soledades del infinito desierto, llegar al Festival de Taragalte significa el encuentro con las multitudes llegadas de muchos rincones del planeta. No debe resultar muy cómodo sentirse observado por quienes ven en su imagen la figura de un ser casi de leyenda.

Descanso camellero. Marruecos

Para estos camelleros, Taragalte representa una magnífica ocasión para evadirse de la rutina de su vida cotidiana, algo parecido a lo que les ocurre a los nómadas del Alto Atlas cuando, una vez al año, asisten al Moussem de Imilchil. Han llegado desde muy lejos sobre sus animales y ahora disfrutarán de tres jornadas de música con artistas procedentes de varios países del norte de África.

Sobre el camello. Marruecos

No deja de sorprender la altivez y la gallardía con la que estos personajes, casi irreales, se desplazan por el inmenso mar de dunas del desierto del Sáhara. Son los herederos de aquellos hombres que abandonaban sus hogares durante meses para recorrer miles de kilómetros transportando preciadas cargas desde el África subsahariana hacia los mercados de Fez y Marrakech.

Mirada camellero. Marruecos

No necesitan GPS ni instrumentos para avanzar por el mar de arena. Sus ojos se han convertido en una especie de radares capaces de observar y escudriñar cada metro de tierra que les rodea. Han desarrollado un sentido de la orientación y una capacidad para prever los peligros, que les hace diferentes a la mayoría del resto de las tribus africanas.

Mujeres del desierto. Marruecos

La mujer saharaui, de origen bereber, es diferente a la mujer árabe descendiente de aquellos pueblos que, procedentes de la península arábiga, invadieron el norte de África en el siglo VII. Con una sorprendente fuerza y vitalidad, estas mujeres están acostumbradas a ver partir a sus maridos y hermanos hacia una larga marcha que podrá durar varias semanas. Durante ese tiempo, se harán cargo de la organización y del día a día del campamento.

Camellero al atardecer. Marruecos

Los hombres por un lado y las mujeres por otro. Todos toman posición entre las dunas a la espera que los músicos llegados desde varios países, les ofrezcan lo mejor del arte musical del norte del continente africano. Tinariwen, Habib Koité, Lo’Jo, Hamid Elkawel, Mnat Aichata, Asmaa Hamzaoui y Bnat Timbuktu, entre otros, serán los encargados de revivir el espíritu de los amantes del desierto.

Mujeres del desierto. Marruecos

Etiquetas:

Deja un comentario