Velero en Turkana Kenia

Los cerca de 250.000 Turkana viven en uno de los lugares más hostiles de la Tierra, sobre un terreno cubierto de rocas volcánicas negras y en el que  las temperaturas diurnas se elevan regularmente a 45 grados. Un territorio limítrofe con Etiopía y Sudán del Sur al norte, Uganda al oeste y el lago Turkana al este.

Recogida pesca Turkana Kenia

A orillas del lago Turkana, antiguo lago Rodolfo, se ha establecido una población que subsiste por las capturas proporcionadas con la pesca. Gracias a ella obtienen proteínas, vitales para su alimentación, y una fuente de ingresos por la existencia de un comercio que llega a vender el producto a otros rincones de Kenia o a países como el Congo.

Descansando en el lago Turkana Kenia

 

El lago Turkana es una importante fuente de riqueza para la población. Su enorme extensión al ser el lago de desierto más grande del mundo, ofrece una posibilidad de supervivencia a las tribus que viven en sus orillas.

Playa turkana Kenia

A lo largo de la costa se pueden observar multitud de asentamientos humanos que casi nunca se desplazan. Viven unidos al agua del Turkana junto a sus redes y embarcaciones.

Choza en playa Turkana Kenia

Una vez llevada a tierra la captura, los jóvenes se encargan de abrir uno a uno cada pescado gracias a la ayuda de un afilado instrumento metálico en forma de herradura. Muchos temen que esta fuente nutricional vaya desapareciendo poco a poco debido a la construcción de una enorme presa, a unos 700 kilómetros al norte en territorio etíope, que disminuiría el volumen de agua que el río Omo deposita en el lago. El agua derivada está sirviendo para irrigar las plantaciones de caña de azúcar y algodón en grandes extensiones del sur de Etiopía. Los más pesimistas auguran un final como el del lago Chad o el mar de Aral. Los más optimistas como el padre Antonio de la misión de Nariokotomé, dicen que no hay prácticamente ningún cambio en el nivel del agua.

Limpiando pescado Kenia

Después de abrir el pescado, éste se va extendiendo sobre el suelo para que el sol lo vaya secando y así poder conservarlo durante meses. Mientras las capturas de pescado no disminuyan, la población tendrá un sustento vital y una economía de subsistencia que les separa del estatus de refugiados.

Secando pescado Kenia

Esperemos que los jóvenes Turkana puedan seguir disfrutando del enorme regalo que jornada a jornada las aguas del lago ofrece a todos aquellos que se lanzan con sus barcas, día y noche, a la búsqueda de la supervivencia de la tribu.

Saliendo a pescar al Turkana Kenia

 

Etiquetas:

3 thoughts on “La tribu Turkana y sus costumbres”

  1. Gracias por acercarnos estas lejanas tierras hasta la puerta de nuestras casas. Un gran trabajo, un alucinante viaje. Esperando más post para conocer aún mejor otras formas de vida.

Deja un comentario